domingo, 18 de noviembre de 2007

Reflexiones individuales

Nataly Fuentes:

Durante todo el transcurso de este semestre hemos aprendido temas que para nosotros no son ajenos como futuros profesionales, pero de los cuales no teníamos total conocimiento.
Creo que el sistema de clases implementado y el desarrollo del portafolio fue muy acertado para poder comprender e interiorizar cada tema presentado.

En cuanto al portafolio, considero que ayudó a ver la ética desde otra perspectiva, en el sentido de poder aplicarla a la creatividad y a los conocimientos entregados, además de incentivar mi búsqueda de información, más allá de lo enseñado en las cátedras correspondientes.
Siento que para mi este semestre fue muy provechoso y el cual podré aplicar durante todo el transcurso de mi carrera, y también a sentir la seguridad de aportar con conocimientos frente a situaciones que se puedan presentar en un futuro, y no sentirme ajena a estos conocimientos y a la oportunidad de participar a favor de nuestros pacientes.
Para finalizar nuestro tema “la eutanasia” me quiero referir al punto del apoyo de parte del profesional de enfermería, y la cantidad de valores éticos y morales que debemos aplicar al caso, creo como futura enfermera, que es esencial nuestra labor, al comprender el dolor del paciente y su familia, de afrontar un proceso tan difícil como es el de la muerte. La relación enfermero paciente debe ser empática y de máximo respeto, discreción y sobre todo responsabilidad de nuestros actos, par no infringir ningún principio ético.
Este curso me ha dado la facultad de poder tomar mejores decisiones en cuanto al trato con pacientes y no hacer omisión de ningún aspecto de la vida de la persona en juego y hacer el bien ante todo.

Lilian Ortiz:

Como futuras profesionales de enfermería, nos veremos en situaciones delicadas de llevar ya que compartimos mayor cantidad de tiempo con nuestros pacientes, y somos nosotros los encargados del bienestar, el confort y la dignidad de la vida en ellos. Por esto la asignatura de ética y bioética otorga conocimientos o herramientas para poder sobrellevar estas situaciones con un mayor cuidado, contribuir al fortalecimiento de la identidad profesional, modificando ideas, hábitos y conductas éticas relacionadas con la necesidad de perfeccionar la asistencia sin olvidar las ciencias médicas y biológicas, donde su objetivo final es la mantención de la dignidad de la vida y la justicia en esta. Como nuestra responsabilidad es dar la mejor atención sin faltar a ningún cumplimiento de las normas de mantenimiento, para esto es importante recordar el principalísimo (beneficencia, autonomía, no maleficencia, justicia) en cada actividad realizada. Esto nos entrega instrumentos acerca de cómo llevar el derecho de las personas a ser respetadas, fundamentalmente en la atención diaria del paciente. Esto tiene el propósito de reflexionar y analizar los conceptos de persona y dignidad y relacionarlos con la ética del cuidado. La persona es un todo que posee aspectos físicos, psicológicos, interpersonales y sociales en busca del equilibrio y la armonía, capaz de desarrollar y satisfacer su necesidad de ayuda. La dignidad del paciente y el derecho a su vida privada deben ser respetadas durante la atención de enfermería al igual que su cultura y sus valores. La ética del cuidar se mantiene en respetar el sufrimiento del paciente y ser sensible a su dolor, aspecto fundamental en el ámbito de la enfermería. La práctica de enfermería identifica la atención fundamental e imprescindible que merece la persona, su salud, la influencia del entorno como familiares y su bienestar, a partir del pleno respeto para esto se debe llevar de la mano la teoría de la ética para poder llegar a un buen resultado como profesional. El principio ético de respeto a la dignidad del paciente es legal y constituye un exigente moral para las enfermeras.

Claudia Milla:

Siempre asocie que la carrera que opte desde mi juventud tendría solo ramos ligados a la salud y enfermedad y rol asistencial, entendiéndose como las técnicas y los procedimientos. Me pareció interesante y enriquecedor el desarrollo de este ramo ya que resulta cierto y casi cotidiano encontrarse con dilemas éticos en el quehacer profesional que nos ponen en conflicto interno al momento de decidir si nos encontramos en acuerdo o en desacuerdo. La realización de los seminarios, planteo muchos casos que me parecieron interesantes y me ayudaron en la formación de un criterio que contribuirá en mi profesión. Considero que el personal de salud se encuentra a diario con estos dilemas y poder desarrollarlos antes de ejercer como enfermera favoreció a mi formación profesional.

Andrea Quinteros:

Una vez inmersa en el portafolio, y con las herramientas teóricas, en la actualidad podría definir la bioética como una ciencia capaz de abarcar las cuestiones éticas acerca de la vida que surgen en las relaciones entre biología, medicina, política, derecho, filosofía y teología. Además podría agregar que existe un desacuerdo acerca del dominio apropiado para la aplicación de la ética en temas biológicos. Pero por sobre todo siento que el criterio ético fundamental que regula esta ciencia es el respeto al ser humano, a sus derechos inalienables, a su bien verdadero e integral: la dignidad de la persona.

Por lo demás cabe mencionar que en la actualidad la bioética es material de discusión política, resultando en crudos enfrentamientos entre aquellos que defienden el progreso tecnológico en forma incondicionada y aquellos que consideran que la tecnología no es un fin en sí, sino que debe estar al servicio de la persona humana.

Sin duda, desde el comienzo de mis estudios en enfermería me cuestioné mucho de como debería en algún momento enfrentar los dilemas éticos que me fueran surgiendo en el transcurso de los años en el diario vivir. Hoy puedo decir que tengo las herramientas que me guiarán por el sendero de la ética, herramientas que me proporcionaron las actividades autodidactas de investigación e indagación en diversos casos clínicos en los cuales se pone en juego el rol de enfermería y la ética. Por último quiero agregar la importancia del respeto y el trato como un ser holístico al paciente y el desempeño del rol de enfermera a cabalidad harán que la carrera no se salga de curso y logremos humanizar la salud conforme a la ética, la moral y el respeto.